Son una de las pocas máquinas que nunca falta en un gimnasio, ya que se trata de una de las mejores herramientas para el entrenamiento aeróbico, en este artículo vamos a hablar de las Cintas de Correr de Cecotec.

Cualquier aficionado a correr debe disponer de una, ya que tenerla o poder acceder a ella tiene beneficios importantes.

En otras palabras, incluso para quién esté acostumbrado a correr por la calle o por el monte, tener una cinta de correr en casa le ayudará a ser más constante y a mejorar su rendimiento.

Pero antes de nada…

¿Cómo elegir una cinta de correr de Cecotec?

Hay que tener claro qué objetivo se persigue (adelgazar, mejorar la forma física general, aumentar músculo, combatir dolores de espalda…) y analizar los pros y contras de cada modelo, atendiendo a distintos factores:

  • El presupuesto personal, que marcará la gama en la que se puede buscar. Hay cintas de correr desde los 200 €, pero son muy básicas. Si se pretende entrenar mucho tiempo o con mucha intensidad probablemente haya que optar por modelos más completos (y más caros).
  • El peso y la altura del usuario. Los usuarios más altos requieren de bandas deslizantes más largas para no tener que acortar en demasía las zancadas.
  • La potencia, que determinará la velocidad máxima. Para personas que pesen menos de 80 kg lo recomendable son 1,5 CV de potencia y una velocidad mínima de 12 km/h, pero para usuarios más pesados o que requieran de entrenamientos más duros eso no basta. Estos necesitan una potencia mínima de 2 CV y 16 km/h.
  • La inclinación, ya que no todas las máquinas se inclinan y las que lo hacen tienen inclinaciones máximas distintas. Es importante señalar, en este punto, que las personas con lesiones de tobillo y/o rodillas deberían trabajar siempre sin inclinación. Asimismo, también hay que saber que una superficie inclinada permite que el motor sufra menos, así que a mayor inclinación habitual, menos potencia se requiere.
  • La amortiguación, muy importante para evitar lesiones y desgaste muscular.
  • La consola de control, los programas de entrenamiento que incluye y si dispone de accesorios, si se conecta a internet…
  • Si la máquina se puede plegar, ya que a veces no se dispone del espacio necesario para dejarla montada.

Runnerfit Sprint: Gama media de gran calidad a un precio asequible

Leer opiniones y precios de RunnerFit Sprint

Es el modelo de gama media de la marca Cecotec, Runnerfit Sprint, la cual destaca por contar con un práctico sistema hidráulico plegable que te permitirá de forma fácil y sencilla guardarla, no necesitas de ayuda de un tercero para hacerlo, se dobla al estilo un libro y puedes llevarlo donde quieras dado que incluye ruedas.

Es ideal para esas personas que dispongan de poco espacio en su hogar para mantenerlas todo el tiempo armada. Otro atractivo de esta cinta de correr es el precio, podrás adquirir una máquina resistente y de alta prestancia por aproximadamente 300 Euros, resultando una buena inversión.

Posee un diseño robusto, liviano y portátil, mide aproximadamente 163 x 72 x 29 cm con un peso de 22,8 Kg. Su tamaño le permite tener un área de carrera de 123 cm x 40 cm con una superficie antideslizante y buena amortiguación donde podrás entrenar de forma cómoda y segura.

Tendrás en casa una máquina versátil con la que puedes realizar distintos tipos de entrenamiento (correr, trotar o caminar) gracias a su motor con potencia de 2 cv, ajustando su velocidad desde 0,8 km/h hasta los 14 km/h. e inclinación en 3 niveles que te permite proporcionarle mayor intensidad a tu rutina.

Al igual que en todos los modelos de diseño plegable de este listado, estas variables se pueden controlar y registrar fácilmente en su pantalla LED, donde además podrás ver la distancia recorrida, tiempo que llevas entrenando, calorías quemadas, así como las pulsaciones.

Leer opiniones y precios de RunnerFit Sprint

Con la Runnerfit Sprint podrás trabajar según tus capacidades físicas y mentales, al igual que las cintas de correr de gama media que se incluyen en este listado, el Runnerfit Sprint es una excelente opción para usuarios que cuentan con una nivel de experiencia intermedio.

Para evitar que ocurra accidentes, una de las novedades que incluye la Runnerfit Sprint frente a otros modelos es que su sistema de parada de emergencia puede ser activado de dos formas, una al presionar un botón en los reposabrazos y la otra es que incluye una pinza de seguridad que debe ser colocada en la camiseta del usuario con el fin de que si se este se cae, la máquina se detenga automáticamente de emergencia.

Para facilitar el entrenamiento, esta cinta de correr incluye 12 programas que vienen instalados, los cuales con solo presionar un botón podrás elegir uno opción según tus capacidades dado que puede varias entre los 5 niveles de velocidad permitido.

Con la compra del producto se incluyen distintos accesorios, entre los que destacan: dos portabotellas colocados al alcance de tus manos en el panel de control, ranura para dispositivos, pinza de seguridad y reposabrazos acolchados.

Cecotec Extreme Track, Cinta de correr semiprofesional

Leer opiniones y precios de ExtremeTrack

La Cecotec Extreme Track es una cinta con un precio de gama baja, poco más de 300 €, pero que, como la mayoría de los productos de la marca española Cecotec, no solo es de muy buena calidad, sino que incorpora una serie de prestaciones más propias de las máquinas de gama media y alta.

Como veremos a continuación, puede ser usada por corredores de cualquier nivel , siempre que no se pretenda darle un uso intensivo. Puede ser muy útil como complemento del correr en exterior o para correr regularmente, sin superar las 10 horas semanales de uso. Su recomendación de uso limitado es su mayor contra.

Eso es así porque, para empezar, tiene 3 CV de potencia, y eso es más de lo que tienen la mayoría de máquinas del mismo rango de precios. Pero además esa potencia elevada se traduce en una velocidad máxima bastante superior a la de muchas máquinas, incluso de nivel muy superior.

Llega a los 18 km por hora, que es una velocidad de corredor avanzado: a esa velocidad se tardaría 2 horas y media en correr una maratón (aunque no es recomendable intentarlo sobre la máquina). Si lo que se busca es una cinta que permita correr rápido, no se puede encontrar otra con mejor relación calidad – precio.

Leer opiniones y precios de ExtremeTrack

Por otra parte, es adecuada para la gran mayoría de los corredores. Soporta un peso de hasta 120 kg, y la superficie de su banda deslizante es de 130 x 42 cm. Los únicos que no deberían usarla son las personas muy altas que requieren de una superficie más larga. Hay que tener en cuenta que cualquier corredor va a tendir a acortar su zancada a medida que practica sobre la cinta, pero no hay que forzar de más ese efecto.

Por lo que respecta a las funciones y el control de las mismas, la consola llama la atención por lo llamativa que es, ya que está llena de líneas que se iluminan en verde. No obstante, es sencilla: desde ella se puede controlar la velocidad y la inclinación (con cuatro niveles prefijados), o acceder a los programas de entrenamiento preestablecidos.

Tiene 12 programas de entrenamiento de 30 minutos y se puede optar por 4 combinaciones de velocidad e inclinación gradual o crear una combinación nueva. Se inclina hasta un 15%, suficiente para simular desniveles importantes.

Leer opiniones y precios de ExtremeTrack

Además de las funciones de la máquina (velocidad, distancia recorrida, inclinación, tiempo…) se pueden monitorizar también las pulsaciones del corredor, siempre que éste corra agarrando los brazos de la máquina, ya que el pulsómetro se encuentra allí. También lleva una cuenta aproximada de las calorías quemadas, aunque que se ajuste más o menos a la realidad depende del metabolismo de cada uno.

A diferencia de las anteriores, ofrece funciones básicas de entretenimiento: tiene un sitio para apoyar botellas, un hueco para un iPad o tableta, altavoces, entrada de USB y un jack para auriculares. Obviamente eso no influye en la calidad del entrenamiento, pero sí en lo agradable que este puede hacerse.

Y, para terminar, es una máquina plegable, como el resto de la presente selección, y tiene ruedecillas para poderla llevar fácilmente de un sitio a otro. Además, el plegado es semiautomático, con un sistema hidráulico que facilita la tarea. Una vez cerrada, queda bastante compacta, pero es un aparato que pesa 62 kg.

Runnerfit Sprint, Cinta de correr plegable de Cecotec

Leer opiniones y precios de RunnerFit Step Black

La Cecotec Runnerfit Sprint viene a ser la hermana pequeña de la Extreme Track, con la que comparte las características básicas, y resulta algo inferior a ésta en las cuestiones importantes, cosa que intenta compensar con un precio de alrededor de 250 €.

Para empezar, es menos potente. Su potencia es de 2 CV, suficiente para contentar a corredores amateurs y de nivel medio, pero claramente inferior a la de la Extreme Track. De resultas de esta bajada de potencia, se da también un descenso de la velocidad máxima, que llega sólo a los 14 km por hora.

Son características perfectamente compatibles con un entrenamiento regular, pero claro, uno debe plantearse si la diferencia de precio compensa la diferencia en las prestaciones.

Leer opiniones y precios de RunnerFit Step Black

Pero la cosa no acaba aquí: también es más pequeña, al menos en lo que a superficie para correr se refiere. Su banda mide 123 x 40 cm, y no es apta para personas de más de metro ochenta, a menos que se pretenda usarla solo para caminar y se pueda controlar muy bien la zancada. Su velocidad mínima es de 0,8 km por hora, Para personas más altas es recomendable buscar otras opciones, aunque se tenga que pagar un poco más.

Sí que mantiene una configuración similar en la consola y la selección de funciones, y mantiene los mismos 12 programas de entrenamiento. No obstante, no tiene las opciones de combinación de inclinación y velocidad que ofrece la Extreme Track, ya que la inclinación de este aparato se selecciona de manera manual, no electrónica, con unos controles situados en la parte trasera. Se puede inclinar hasta un 15%, pero solo en tres niveles.

También mantiene las funciones de monitorización, incluyendo el pulsómetro en los brazos de agarre. Y hay que decir que la colocación del puslómetro es ideal si se anda o se realiza un trote ligero, pero es incómodo para correr: ¿quién corre agarrándose a los brazos?, cuán más rápido se pretende correr, más incómodo es.

Y sigue siendo una cinta plegable que se recoge mediante un mecanismo hidráulico y puede guardarse con facilidad. En ese punto es dónde la RunnerFit Sprint supera en comodidad a la Extreme Track: pesa algo menos de 22 kg, así que transportarla es mucho más sencillo.

Por tanto, ¿qué tenemos?: una cinta de correr para aficionados, con potencia y velocidad suficiente para que pueda usarse durante un tiempo a medida que se va avanzando en los entrenamientos, pero que no es lo suficientemente barata para que compense perder las prestaciones avanzadas de la Extreme Track. El único caso en que resulta más recomendable que ésta es cuando se vaya a usar ocasionalmente únicamente, ya que resulta mucho más sencilla moverla.

Entonces ¿Cuál es la mejor?

Las dos cintas de correr son perfectas para un tipo determinado de deportista. Son muy adecuadas para mujeres o personas de tamaño pequeño que estén empezando y pretendan hacerse con una máquina básica y barata.

En cambio, si se trata de usuarios medios o avanzados, la mejor opción siempre será la Cecotec Extreme Track, que no sólo es la mejor en cuanto a calidad, sino que tiene una relación calidad precio es perfecta. De hecho, el único contra claro de esta máquina se encuentra en su peso.

Te puede interesar: