El dilema del ¿cardio antes o después de las pesas? te damos claves

El orden en el que realizamos nuestras actividades físicas puede tener un impacto significativo en los resultados que buscamos obtener. Uno de los debates más comunes en el mundo del fitness se centra en la cuestión de si es mejor realizar el cardio antes o después de las pesas.

La respuesta a esta pregunta puede variar dependiendo de varios factores, como los objetivos individuales, la capacidad física y la disponibilidad de tiempo. A lo largo de este artículo, exploraremos las ventajas y desventajas de ambas opciones, brindándote la información necesaria para que puedas tomar una decisión informada y optimizar tus rutinas de entrenamiento.

¿Cardio antes o después de pesas para perder peso?

Algunos estudios sugieren que hacer cardio después de las pesas podría ser más beneficioso para la pérdida de grasa. La razón es que durante el entrenamiento con pesas, el cuerpo utiliza principalmente glucógeno (almacenado en los músculos y el hígado) como fuente de energía. Por lo tanto, al hacer cardio después, el cuerpo tendría que usar más grasa almacenada como energía ya que los niveles de glucógeno estarían agotados.

Sin embargo, esto no significa que hacer cardio antes de las pesas sea ineficaz para la pérdida de peso. Lo más importante es la consistencia y la intensidad total del ejercicio. Además, para personas con objetivos específicos o condiciones de salud particulares, podría ser más apropiado hacer cardio antes de las pesas. Por ejemplo, aquellos que buscan mejorar su resistencia cardiovascular podrían preferir hacer cardio al inicio de su entrenamiento.

Por lo tanto, no hay una respuesta definitiva que sea aplicable para todos. Lo mejor es experimentar ambas rutinas y ver cuál se siente mejor y da mejores resultados en base a tus objetivos y necesidades individuales. También es recomendable buscar el consejo de un profesional del fitness o un médico antes de hacer cambios significativos en tu rutina de ejercicios.

¿El orden de cardio y pesas afecta el rendimiento?

Si tu principal objetivo es ganar fuerza y masa muscular, es posible que prefieras hacer pesas antes que cardio. Al realizar el entrenamiento de fuerza primero, podrás aprovechar toda tu energía y atención en levantar pesas, lo cual podría permitirte levantar más peso o hacer más repeticiones. Por lo tanto, podrías ver una mejora más rápida en la fuerza y el tamaño muscular.

Por otro lado, si tu objetivo principal es mejorar tu resistencia cardiovascular o correr una maratón, podrías preferir hacer cardio antes que pesas. Realizar el cardio primero te permite centrarte en este aspecto de tu entrenamiento cuando tienes más energía.

Low section shot of a woman in sportswear exercising on an exercise bike at home

Dicho esto, también es importante tener en cuenta cómo se siente tu cuerpo. Algunas personas pueden sentirse demasiado agotadas para hacer un entrenamiento efectivo de pesas después de hacer cardio, o viceversa. Por lo tanto, aunque el orden de los ejercicios puede tener un impacto en el rendimiento del entrenamiento, también es importante considerar tus preferencias personales y cómo se siente tu cuerpo durante el entrenamiento.

¿Cardio antes de pesas reduce la ganancia muscular?

Primero, es importante entender que los entrenamientos cardiovasculares y de resistencia (pesas) utilizan diferentes sistemas de energía en el cuerpo. El entrenamiento de resistencia depende más de los sistemas anaeróbicos, que utilizan principalmente el glucógeno almacenado en los músculos. Por otro lado, el entrenamiento cardiovascular de intensidad moderada depende más del sistema aeróbico, que quema una combinación de glucógeno y grasa para obtener energía.

Si haces una larga y exhaustiva sesión de cardio antes de levantar pesas, podrías agotar tus reservas de glucógeno. Como resultado, es posible que no tengas tanta energía para tus levantamientos, lo que podría afectar la intensidad de tu entrenamiento de resistencia y, en última instancia, tu capacidad para ganar músculo.

Sin embargo, esto no significa que debas evitar completamente el cardio si tu objetivo es ganar músculo. El entrenamiento cardiovascular puede tener muchos beneficios para la salud, como mejorar la salud del corazón y aumentar la capacidad aeróbica.

Una estrategia podría ser separar tus sesiones de cardio y de pesas en diferentes momentos del día o en días diferentes, si es posible. Si prefieres hacer ambas en la misma sesión, una opción podría ser hacer un cardio más ligero antes de las pesas, o hacer tu cardio después de las pesas.

Como siempre, es importante recordar que cada cuerpo responde de manera diferente al entrenamiento, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Por lo tanto, te animo a experimentar y ver qué funciona mejor para ti. También puede ser útil consultar a un entrenador personal o a un profesional de la salud para obtener asesoramiento personalizado.

Conclusión

La elección de hacer cardio antes o después de las pesas depende en gran medida de tus objetivos personales de fitness, tu nivel de condición física y cómo se siente tu cuerpo durante el entrenamiento.

Si tu objetivo es la pérdida de peso, es posible que desees experimentar con el cardio después de las pesas, ya que algunos estudios sugieren que esto podría optimizar la quema de grasa. Si estás más centrado en ganar fuerza y músculo, es posible que prefieras hacer pesas antes de cardio para aprovechar tus reservas de energía en el levantamiento de pesas.

En cuanto a la mejora del rendimiento del entrenamiento, el orden puede depender de si te estás enfocando más en la resistencia cardiovascular o en la fuerza muscular. Para aquellos preocupados por la posible disminución de la ganancia muscular, se sugiere moderar la intensidad del cardio antes del entrenamiento de resistencia o considerar la separación de las sesiones de cardio y pesas.

AndresTrainer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *